Llámanos: +34 954 542 853 | +34 955 139 111 | +34 616 725 932 | +34 615 81 75 51
Llámanos: +34 954 542 853 | +34 955 139 111 | +34 616 725 932 | +34 615 81 75 51

LAS DEDUCCIONES EN LA DECLARACIÓN DE LA RENTA

Beneficios fiscales para el contribuyente.

 

Es objeto del presente artículo dedicar de forma somera a las deducciones estatales que el contribuyente puede acogerse a la hora de realizar su declaración de la renta 2018 cuya campaña se inició el pasado día 2 de abril. Estos beneficios fiscales son los siguientes:

1. Deducción por inversión en vivienda habitual.

A pesar que esta deducción está llamada a desaparecer desde el año 2013, todo contribuyente que haya adquirido su vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013 y al menos una vez ha aplicado esta deducción con anterioridad a la fecha indicada, tiene derecho a la deducción del 15% del capital y los intereses que haya abonado al banco por la devolución del préstamo hipotecario concedido por la entidad bancaria para la adquisición de su vivienda habitual.

La base máxima para aplicar es de 9.040 euros.

2. Deducción por re inversión de rendimientos positivo de actividades económicas.

Regulado en el artículo 62 del LIRPF, esta deducción puede acogerse aquel autónomo que se encuentre en estimación directa y que haya obtenido un rendimiento de actividades económicas positivo y a su vez haya adquirido durante el año 2018 bienes de inversión, pudiendo deducir en lo cuota el 5% de lo invertido.

Advertir que esta deducción es perfectamente compatible con la amortización, sin embargo, es incompatible con el sistema de amortización acelerada de bienes de inversión.

El límite para esta deducción es la parte de la base liquidable general proporcionar al rendimiento positivo, y cuando no supere esta se aplica el 5 % de la inversión.

El plazo para realizar la inversión que da derecho a esta deducción debe ser en el mismo del periodo impositivo.

Por último, para conservar esta deducción el contribuyente tiene la obligación de conservar el bien afecto a la actividad en los 5 años siguientes.

3. Vivienda en alquiler.

En relación a la deducción por alquiler de vivienda, este beneficio fiscal queda configurado como un derecho del inquilino arrendatario en función de la renta de alquiler que abone al arrendador.

En relación a la deducción estatal, el arrendatario tiene derecho a deducir el 10,05 % de la renta que abone siempre que, el contrato de arrendamiento, sea anterior al 1 de enero de 2015.

Para la deducción autonómica el porcentaje de deducción aumenta al 15% de la renta con un tope máximo de 500 euros, siendo compatible esta deducción con la estatal.

El límite se encuentra establecido en la edad del arrendatario la cual, no puede ser mayor de 35 años, además, la fianza que ha abonado al arrendado debe haber sido depositada por este en la Administración Tributaria (En la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía para Andalucía).

4. Deducción por inversiones en negocio (Bussines angel).

El inversor que como persona física constituya una sociedad o contribuya a la ampliación del capital social invirtiendo en una sociedad que tenga al menos de 3 años de antigüedad, tiene derecho a la deducción del 30 % de la inversión aportada.

El máximo de la aportación que otorga derecho a la deducción que estamos tratando en este punto son 18.000 euros y se exige que, las participaciones sociales sean mantenidas entre 3 y 12 años.

Se exige que la sociedad tenga una actividad económica real y que la participación del inversor sea del 40 % total del capital social.

5. Deducción por donativos.

Los donativos aportados durante el periodo impositivo a una entidad acogida a la Ley 49/2002 de Mecenazgo puede ser objeto de una deducción del 75% para los primeros 150 euros aportados y del 30 % para el resto.

Pero aún hay más, si en los dos años anteriores el contribuyente ha donado a la misma entidad una cuantía idéntica o superior a la realizada en 2018, la deducción sube al 35 %.

En caso que el donativo se hace a favor de una entidad no amparada por la Ley 49/2002, solo puede deducirse el 10%.

6. Deducciones por afiliación o donación a partido político.

En este caso la deducción es del 20 % en la cuota abonada a estas entidades. La base máxima se establece en 600 euros, por tanto, lo máximo que puede deducirse el contribuyente son 120 euros.

7. Deducciones por inversiones en bienes de patrimonio histórico.

El contribuyente tiene derecho a una deducción del 15 %  cuando haya adquirido en 2018, un bien del patrimonio histórico español situado en el extranjero y sea trasladado a España con la obligación de mantenerlo en nuestro país los 4 años siguientes.

El contribuyente puede deducirse el 15 % de los costes inherentes al mantenimiento, conservación o restauración de bienes del patrimonio histórico español.

Por último, también puede el contribuyente deducirse el 15% del coste que ha supuesto el mantenimiento de la fachada y cubierta superior de un inmueble situado en un entorno protegido.

Como podéis apreciar, la exposición ha sido muy somera a modo de guía para que pueda servir de orientación en la presente campaña de renta 2018, no obstante y como es costumbre, es aconsejable consultar a un experto asesor fiscal, por ello, nuestro despacho pone a disposición expertos fiscalistas en derecho tributario en el momento de nos requieran a través de nuestras las siguientes líneas de contactos: 616.72.59.32 / 954.54.28.53 o el correo electrónico info@abogadosgyc.com

Pablo García Durán – Abogado, asesor fiscal.-

Déjanos tu Comentario

SÍGUENOS:

Suscríbete al blog por email

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

ENTRADAS RECIENTES

LOS GASTOS ORDINARIOS Y EXTRAORDINARIOS DE LOS HIJOS
GASTOS ORDINARIOS Y GASTOS EXTRAORDINARIOS DE LOS HIJOS
02/05/2019
EL IMPUESTO DE LA PLUSVALÍA MUNICIPAL
14/02/2019
LA MEDIACIÓN
17/01/2019
LA SUCESIÓN MÁS ALLÁ DEL LLAMADO/A A SUCEDER
29/11/2018